Crowdfunding en Estados Unidos: historia y triunfos recientes

Hace tiempo que el crowdfunding se ha hecho famoso en todo el mundo, porque es el único servicio que permite a las startups alcanzar sus objetivos. Para los nuevos emprendedores, el crowdfunding no sólo proporciona una fuente de financiación, sino también apoyo público y promoción incluso antes de que la empresa se lance oficialmente. ¡No es de extrañar que la demanda de este método de financiación sea tan alta! El crowdfunding está especialmente desarrollado en Estados Unidos, porque es ahí donde se originó. En este artículo, conocerás la historia del desarrollo del crowdfunding estadounidense, sus tendencias actuales y su posición en el mundo.

Cómo empezó todo: las primeras plataformas de crowdfunding

Aunque el crowdfunding surgió por primera vez en 1997, cuando los fans de la banda de rock Marillion iniciaron una recaudación de fondos para patrocinar su gira por Estados Unidos, el crowdfunding no despegó hasta una década después. En 2008, se lanzó por primera vez la ahora mundialmente famosa plataforma Indiegogo. Su cofundadora y productora a tiempo parcial, Danae Ringelman, empezó a pensar en crear su propia plataforma de crowdfunding después de que su obra de teatro se quedara sin financiación. Entonces se le ocurrió «democratizar las inversiones». Más tarde, en 2009, se creó una segunda plataforma en Nueva York: Kickstarter, la cual hoy es famosa en todo el mundo. 

El primero en invertir en crowdfunding, concretamente en la creación y desarrollo de Indiegogo, fue el fondo de inversión Boldstart Ventures. El número de inversores de Indiegogo aumentó cada año: si en 2011 la plataforma recaudó $1,5 millones, en 2012 el volumen total de su financiación ya era de $15 millones. En 2014, la cifra llegó incluso a los $40 millones, un récord en ese momento. Entonces, el director del Grupo Virgin, Richard Branson, y el creador de PayPal, Max Levchin, se unieron al grupo de inversores de Indiegogo.

Kickstarter todo este tiempo fue y va de la mano de Indiegogo, por lo que su desarrollo se llevó a cabo en paralelo y movió todo el crowdfunding estadounidense. En 2010, se invirtieron más de $10 millones en Kickstarter, con inversiones de un fondo de riesgo, así como de leyendas como el fundador de Twitter Jack Dorsey y Zach Klein.

En 2012, el crowdfunding en Estados Unidos recibió un nuevo incentivo para su desarrollo, el presidente Barack Obama aprobó la llamada JOBS Act (the Jumpstart Our Business Startups Act). Esto permitió a todas las empresas (no solo a las particulares) captar inversiones a través de plataformas de crowdfunding, lo que simplificó considerablemente los procesos de inversión y gobierno corporativo, y amplió el perfil del inversor.

Los mejores proyectos de crowdfunding de Estados Unidos

En sus diez años de existencia, Kickstarter e Indiegogo han ayudado a ejecutar más de 1,5 millones de proyectos, recaudando más de $5.000 millones en total. Gracias a ellos, el mundo ha sido testigo de muchos proyectos increíbles, entre ellos:

  • Pebble, un smartwatch futurista con una pantalla de papel electrónico y una batería que dura una semana: el proyecto recaudó más de $43 millones.
  • Nevera portátil de viaje: el proyecto recaudó $13,3 millones.
  • OUYA, una consola Android que conecta tu smartphone o tableta a un televisor: el proyecto recaudó $8,5 millones.
  • La impresora 3D profesional Form 1, que hizo asequible la impresión 3D en casa a precios bajos: recaudó $3 millones.
  • La señal LED Brake Free, que permite a todos los usuarios de la carretera ver los movimientos de los motociclistas: el proyecto recaudó $114.429.
  • El juego de mesa Gatitos explosivos, que puede comprarse hoy en cualquier parte del mundo: recaudó casi $9 millones.
  • Los zapatos tipo calcetín Skinners, que protegen de la humedad y el frío: el proyecto recaudó casi $2 millones.

¿Cuál es la situación actual del crowdfunding en Estados Unidos?

La aprobación de la ley de 2012 predeterminó el desarrollo del mercado de crowdfunding en Estados Unidos. Para las startups se ha convertido no solo en algo cómodo, sino también en algo rentable el recurrir a las plataformas de crowdfunding para obtener financiación, lo que a su vez, ha aumentado el volumen de inversiones en tecnología e innovación. Hoy en día, el crowdfunding no es sólo una alternativa a la financiación tradicional, sino una de las principales fuentes de financiación para nuevas empresas y una fuente de apoyo para grandes organizaciones.

Las condiciones para lanzar tu proyecto en una plataforma de crowdfunding en Estados Unidos no difieren mucho de las de otros países. Debes ser mayor de edad y residir en uno de los países que figuran en la plataforma (estas listas pueden variar). Tu proyecto de crowdfunding también debe cumplir con la legislación estadounidense y las normas del servicio específico en el que pretendes lanzarlo. Cada plataforma tiene sus propias condiciones para recaudar y retirar fondos.

Por ejemplo, Indiegogo ofrece una opción en caso de que el objetivo financiero fijado por el proyecto no se haya alcanzado al 100%. El creador del proyecto puede rechazar todos los fondos y devolverlos a los patrocinadores (el enfoque «todo o nada»), o puede confirmar que esa cantidad será suficiente para cumplir sus promesas (reclamando todos los fondos que se recaudaron en la plataforma).

Los segmentos de crowdfunding más populares para atraer inversiones son las finanzas, las aplicaciones móviles e informáticas y las innovaciones (incluido el espacio). En total, el desarrollo de software, juegos y las últimas tecnologías, ha atraído un total histórico de aproximadamente $530 millones. Uno de los ejemplos más llamativos de proyectos recientes es la startup fintech Stash, que ofrece carteras de inversión personalizadas que «reflejan los valores y creencias de un inversor concreto.» Otro proyecto impresionante en este campo es After School, una red social para estudiantes de secundaria que recaudó casi $18 millones.

Según las estadísticas, la mayoría de los proyectos de crowdfunding se encuentran en California, Nueva York, Florida, Texas e Illinois. Su concentración es especialmente alta en Silicon Valley, debido al número de startups tecnológicas que hay en esta región. Muchas de estas startups tampoco dudan en recurrir al crowdfunding y a menudo consiguen ejecutar sus proyectos gracias a personas que han expresado su deseo de dar vida a ideas interesantes.

El crowdfunding en Estados Unidos es una red desarrollada de plataformas de diversos tipos y orientaciones, que ofrecen una amplia opción para financiar tipos de negocios completamente diferentes, incluyendo organizaciones grandes y establecidas. En Estados Unidos, el crowdfunding está muy extendido y ha recibido, quizás, el mayor desarrollo en comparación con otros países de Europa y del mundo. El crowdfunding ha apoyado la puesta en marcha de muchos proyectos famosos (¡e incluso legendarios!), ofreciendo productos que hoy tenemos la suerte de utilizar en nuestra vida cotidiana.

Regístrese haciendo clic en el botón de abajo

Regístrarme ahora

Deja una respuesta